Inicio - Historia de Islandia

HISTORIA DE ISLANDIA

Se cree que los primeros pobladores de Islandia fueron unos monjes irlandeses, aunque no hay pruebas arqueológicas que lo confirmen.

Sí se sabe, o al menos eso es lo que cuenta el Landnámabók o Libro del Asentamiento, que Islandia fue descubierta por Naddoddr, un vikingo de las Islas Feroe.


Varios marineros más recalarían en sus costas antes de producirse los primeros asentamientos de población. Los islandeses reconocen como primer habitante del país a Ingólfur Arnarson, que fundó Reykjavik en 874.

LannámabókPoco a poco fueron llegando a Islandia colonos procedentes principalmente de Noruega, aunque también de otras regiones más alejadas, incluso de Irlanda, Inglaterra y Escocia.

Los habitantes del país se fueron organizando en clanes, en los que una persona, el goði, ejercía de jefe. Allá por el año 930, se reunieron todos los goðar(plural de goði) de Islandia en Þingvellir y crearon el Alþingi, la asamblea común que daría paso, con los años, al actual Parlamento islandés. En esta asamblea se creaban leyes que memorizaba el logsogumaðr (en islandés el que dice las leyes).

Sobre el siglo XI, viendo que la presión europea para adoptar el cristianismo podía llevar a una guerra civil entre partidarios y detractores, el Alþingi decidió la conversión de todo el país a esta nueva religión, aunque permitió que los seguidores del paganismo siguieran practicando sus creencias en secreto.

En el siglo XIII Islandia pierde su soberanía, que pasa a manos de Noruega, bajo el reinado de Haakón V. Posteriormente Ólaf, su hijo, sería nombrado rey de Dinamarca, por lo que pasó a pertenecer a la corona danesa.

Durante los siglos siguientes Islandia vivió grandes dificultades. Le fue impuesto el luteranismo como religión oficial, sufrió la terrible erupción del volcán Laki, que acabó con gran parte de los animales y redujo un 25% la población de la isla con la hambruna posterior, y vio como las ansias absolutistas de los reyes daneses suspendieron el Alþingi y llevaron a una situación económica y comercial penosa.
Dadas estas circunstancias, a principios del siglo XIX se empezó a fraguar la idea independentista, que tenía su mayor representante en Jón Sigurdsson.

En 1843 se consigue restaurar el Parlamento, aunque con funciones meramente consultivas. En 1874 se llega a una cierta autonomía, y en 1918 a la autonomía política, aunque dentro de la Corona danesa. No sería hasta el 23 de mayo de 1944 cuando Islandia conseguiría la independencia, proclamándose república el 17 de junio del mismo año.

También te puede interesar:

 

Buscar hoteles

Fecha de entrada

Fecha de salida

Actividades y rutas

Contrata tu ruta organizada
2010-2014 - Ver Islandia
Aviso legal - Política de cookies - Contacto
Otros lugares: Salamanca - Granada - Islandia - Düsseldorf - Ver Países